Vi lär oss spanska. Aprendemos el español (1949)

1949 – Vi lär oss spanska : Aprendemos el español : praktisk lärobok i spanska (Almqvist & Wiksells skolböcker/Geber) – Åke Grafström, Max Gorosch, Enrique Wretman ; illustr. av Gunnar Brusewitz
Stockholm : Almqvist & Wiksells skolböcker/Geber, 1949
Svenska 278, [1] s.

Max Gorosch, Å. Grafström y Enrique Wretman.

Ilustraciones de Gunnar Brusewitz (1924-2004).
El libro parte de un diseño general de Enrique Wretman que realizó la mayoría de la sección fonética y revisó todo el trabajo. Åke Grafström se encargó de la gramática, los comentarios y las repeticiones, así como los glosarios e índices compilados, y discutió con Wretman y Gorosch los problemas que surgieron. Wretman es el autor de los textos e hizo la lista de países de habla hispana y revisó el trabajo.

La huella de Wretman está presente en el sentido del humor peculiar de los textos, en la historia de Paquita y Paquito (un francés casado con una española que viaja a España), con su visión de la mujer como caprichosa explotadora de las capacidades económicas del hombre. En la «huelga general» que se declarará según el periódico (1949). «Así es la vida» (texto 29) comienza:

Ayer, cuando estaba en el cine, encontré a mi prima Mercedes. No la había visto desde su casamiento Se casó hace un año con un capitán de Artillería. Él es hijo segundo de un conde muy conocido entre la aristocracia…

Destaca el retrato de «Juanito el calavera» (texto 35). La carta de Zacarías Zacatín (texto 38) en la que aparece don Armando Gresca, sablista profesional 1.

  1. Wretman inventa también al conde de la Empanada, en su afición por crear nombres divertidos. O don Toribio Campiche, un señor panameño.